Get Adobe Flash player

El mito de Marte

 

La fantasía de Marte: desde el siglo XIX, escritores, artistas y astrónomos se sienten embelesados por el planeta Marte. Más que ningún otro, Marte atrae e invita a la imaginación. Al fin han encontrado que allí hubo agua y con ella cobra vida todo un mundo de posibilidades y de sueños. Al fin el planeta ha respondido en alguna forma a las expectativas humanas que siempre le miraron como su contrincante, como su modelo, como su compañero.
El milagro del agua exaspera y apasiona a los investigadores. En nuestro mundo, el agua fue felizmente preservada, al contrario de lo que ocurrió en Marte y en Venus, dice un profesor francés. En los océanos terrestres se disimula algo de extraordinario, que tanto contribuye a moderar la temperatura. Han permanecido líquidos durante millonadas de años. Hacían falta aguas tibias, saladas y no muy profundas para que la vida apareciera.
El universo es naturalmente hostil a la vida. Pero un cúmulo de circunstancias extraordinarias hizo posible la vida en estos lares. Lo que ha pasado aquí es verdaderamente excepcional. Han coincidido muchos acontecimientos que hacen posible la vida compleja. La Tierra ha permanecido estable durante mucho tiempo. Hay ahí algo increíble y misterioso. Averiada por dentro por la acción de sus habitantes, nuestra morada es una rareza astronómica. El sistema planetario al que pertenece está donde hace falta: ni muy cerca ni muy lejos del centro de la Vía Láctea. Además, disponemos de un satélite del tamaño adecuado y a la distancia adecuada. La Luna tiene un papel fundamental para estabilizar la rotación terrestre.
Hasta los movimientos tectónicos, con sus seísmos horribles y temibles, son necesarios y beneficiosos. Compensan la erosión al renovar la corteza terrestre. Por la circulación de calor que producen, propician la estabilidad climática y contribuyen a la biodiversidad. Se trata de uno de los factores más importantes y más subestimados de los que han favorecido la eclosión de la vida.
No solo las características astronómicas y la historia de la Tierra presentan felices circunstancias. En un plano más fundamental, también las leyes físicas parecen cuidadosamente afinadas para que sea posible la existencia de vida desarrollada. Cada una de las peculiaridades de este planeta tan raro es un accidente improbable. Que se hayan dado todas resulta asombroso. Esta suerte fenomenal con que la lotería astrofísica ha agraciado a la Tierra, ¿será pura casualidad o más bien delata que los procesos han estado presididos por un plan?

Los datos empíricos no permiten sacar conclusiones. Los conocimientos actuales animan el debate sobre la finalidad en la naturaleza que, durante mucho tiempo, fue orillado.
Cabe esperar que la búsqueda de los orígenes de la vida contribuya a conocerla mejor. Sobre todo, a cuidarla mejor, a apreciarla mejor y a vivirla mejor.

 

Un artículo de Internet ofrecido por Eventos Astrologicos

Deja un comentario

Rellena y envía

* = campo obligatorio
Escoje que información deseas recibir



powered by MailChimp!

Próximo evento en…

 

¿De qué evento se trata?

taller

El cielo ahora