Get Adobe Flash player

El Final de los Tiempos, Urano y el Eterno Presente

 

Bajo este concepto de finalidad, han aparecido bastantes confusiones ya. ¿Será Neptuno en Piscis?

En esta frase hay dos significados importantes. El aspecto de “Final” asociado a la muerte y el concepto de “Tiempo” asociado a la perpetuidad, pero también al movimiento y a la posibilidad de que todo lo eterno desaparezca y todo movimiento se pare. Por lo tanto, muerte de nuevo.

Lo oculto en ambos conceptos es lo interesante del tema. Por un lado, tanto la finalidad como lo temporal, no serian mas que dos estados de un mismo algo. Por lo tanto, si tememos a la muerte y a que las cosas finalicen, es porque creemos en la separación, y vemos enseguida dos cosas totalmente distintas. A cada una de ellas además, tenemos atribuido una emoción. Una es agradable y la otra no. Es más, ésta última demuestra más que la primera una negación a la existencia, cuando la existencia es lo eterno. Nietzsche ya nos habló del Eterno Retorno, aludiendo a lo reencarnatorio sea del yo, en su incesante pretensión de volver a viajar por experiencias a las que le cuesta dejar de atraer, sea el retorno del alma, cada vida como experiencia espiritual (del espíritu).

El tiempo es un fenómeno que como herramienta para las experiencias mundanas, tiene un significado filosófico de movimiento, cuando la emoción interviene. Aquello que pasa rápido cuando disfrutamos, y lo eternamente pesado del sufrimiento o lo no agradable, desde el punto de vista del yo, por supuesto. Sin embargo nuestra inteligencia debería saber cómo usar el factor tiempo como recurso, y aprovechar nuestras vivencias, para darle la perpetuidad al espíritu llegando a la verdadera eternidad.

¿No es pues un principio y un final, un mismo punto? El movimiento es lo que les diferencia. Pero no hay separación alguna entre lo que comienza y lo que finaliza.

El final de los tiempos es un fenómeno cíclico de principio y fin de un proceso, a partir del cual nacerá otro. Nacerá algo nuevo.

Como habitantes del planeta tierra, ya algunos maestros lo han estado aconsejando hace cientos de años, y sobre todo para los estudiantes serios de astrología, que los movimientos de nuestro planeta en relación al sol, son sumamente importantes y reveladores.

El sistema solar es evidente que tiene como centro al sol, y ya desde siempre, el mito del Astro Rey es conocido por todos. Asi pues, visto desde la Tierra, el sol como dador de vida, mantiene una relación con nosotros y con cada uno de los planetas de nuestro sistema solar. Primero como familia más cercana, y una relación, a su vez, con nuestra galaxia Via Láctea, en segundo lugar. Nuestra relación con el sol es la que nos ha proporcionado el Dia y la Noche, y las Estaciones. Pero, ¿Y qué más?

El Dia y la Noche, sabemos bien que acontece por el movimiento de rotación de la Tierra, en relación al Sol. Insisto.

Su analogía en el lenguaje metafísico/filosófico seria la Dualidad vivida por la personalidad. La Luz y la Sombra. Por lo tanto, el movimiento de Rotacion y la Personalidad tienen su analogía.

A nivel de movimiento astrológico ahí tendríamos los tránsitos.

Las estaciones son divisiones temperamentales (temperatura), modulando los caracteres y culturas de los hombres, por su condicionamiento ambiental, y gobiernan cuanto de luz vence a la oscuridad y viceversa. Esta analogía es la del movimiento de Traslación y el alma.

El movimiento astrológico aquí, es el de las Progresiones.

Luego tenemos un tercer movimiento. El movimiento de la Precesión de los equinoccios, que por ser tan lento, apenas lo consideramos. Este movimiento marca un gran ciclo. Este gran ciclo es el que también se está finalizando ahora, y de ahí que llega el “Final de los Tiempos”.

Este ciclo acompaña siempre el propósito, un nuevo comienzo y fuerte impulso monádico. La Gran Voluntad.

A ese movimiento de propósito hay que alinearse, para establecer un comienzo importante para la humanidad.

Una nueva Consciencia de No separación, sino de unión con todo lo que nos rodea por su presencia, no por los recuerdos ni lo ya conocido como lo conocemos.

El Eterno Presente está codificado en lo esencial de Urano como regente jerarquico de Aries.

Hay un hecho que no se explica abiertamente, ni en la astrología ni en la astronomía, al menos a niveles sociales.

Pero si nos remitimos a la simpleza de la vida, y observamos como se ha hecho siempre en los cielos, sea con nuestros ojos sea ya con telescopios, obtendremos muchas más respuestas.

Si compramos un mapa estelar observando las constelaciones tanto desde un polo como desde el otro, veremos todas las constelaciones que cruzan la eclíptica. Y veremos lo siguiente:

Si consideramos los 12 signos y no mas ni menos, a aquellas constelaciones que desde nuestro planeta tierra parecen cruzar la eclíptica, entonces nos daremos cuenta de que no solo entró la 13º constelación hace tiempo ya, la constelación de Ofiuco, sino que otra constelación se está alejando de dicha eclíptica.

La constelación de Aries.

Si, la constelación de Aries está ya saliendo definitivamente de nuestra conciencia solar. Pero salir no significa desaparecer. Sino que el verdadero significado de la misma, ahora, debe ser ya integrada en nuestras conciencias.

¿Y qué sería lo esencial de Aries? La Capacidad del Instante, o sea, el Presente. Ahora. No me hables del pasado, no me hables del futuro. Ya. El eterno presente, lo atómico.

Urano es su regente Jerárquico, es decir el que gobierna esa conciencia de Presencia. Lo fulminante del rayo, la luz eléctrica con algo nuevo, alrededor de lo cual hay que cambiar algo. Lo caduco. Lo ya cristalizado pues ya ha realizado su función y su propósito. La Revolución. El movimiento espiral. Cambiar de estado sin morir. La transfiguración.

Se habla de lo uraniano incesantemente como mantram de los nuevos tiempos, lo fashion, la moda de ahora, la era de acuario…si, es asi. Pero si no hay un cambio interno, no hay cambio. Entonces nos entregaremos a la muerte, al sufrimiento. La fe de Neptuno en Piscis es la que necesitamos para creer en la continuidad aunque sea de otra forma. Plutón reconstruirá desde los cimientos, desde lo atómico, una nueva estructura.

 

Extracto de un curso sobre las Secuencias Astrologicas del 2010

Anna Cervera

Deja un comentario

Rellena y envía

* = campo obligatorio
Escoje que información deseas recibir



powered by MailChimp!

Próximo evento en…

 

¿De qué evento se trata?

taller

El cielo ahora